lunes, 18 de febrero de 2013

LA PARABOLA DEL HIJO PRODIGO

PREDICACIÓN: IGLESIA DE SANTA ROSA FEBRERO 20 2013
BIENVENIDA:
LECTURA BIBLICA: SAL 51
ORACIÓN: Lc 15: 11- 24 Y Ro 5: 1- 18
INTRODUCCIÓN:
EL HIJO PRODIGO: Un tipo de Pecador Redimido
Una Historia de Ruina y Reconciliación.


Lucas
Capítulo 15: LA PARABLOA DEL HIJO PRODIGO


15:11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos; 
15:12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 
15:13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 
15:14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 
15:15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.
15:16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 
15:17 Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 
15:18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 
15:19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. 
15:20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 
15:21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. 
15:22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 
15:23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 
15:24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse. 

Romanos
Capítulo 05: LA JUSTIFICACIÓN
5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;
5:2 por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
5:3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;
5:4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;
5:5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
5:6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.
5:7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno.
5:8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
5:9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.
5:10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.
5:11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.
5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.
5:13 Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado.
5:14 No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir.
5:15 Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo.
5:16 Y con el don no sucede como en el caso de aquel uno que pecó; porque ciertamente el juicio vino a causa de un solo pecado para condenación, pero el don vino a causa de muchas transgresiones para justificación.
5:17 Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.
5:18 Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. 

Vers 12: OBSTINACIÓN
Vers 13: EGOISMO
Vers 13: SEPARACIÓN
Vers 13: SENSUALIDAD
Vers 14: DESTRUCCIÓN ESPIRITUAL
Vers 15: HUMILLACIÓN DE SI MISMO
Vers 16: HAMBRE
Vers 17: RECONOCIMIENTO
Vers 18: RESOLUCIÓN
Vers 19: ARREPENTIMIENTO
Ves  20 : REGRESO
Vers 20 : RECONCILIACIÓN
Vers 21 : PIDE PERDÓN
Vers 22 : ROPAS NUEVAS
Vers 23 : REGOCIJO
Vers 24 : PERDÓN Y VIDA NUEVA
EL ANILLO DE LA RECONCILIACIÓN NOS PRESENTA OCHO JOYAS EN ROMANOS 5: 1- 5
Vers 1 : PAZ PARA CON DIOS
Vers 2 : ACCESO- ENTRADA POR LA FE A LA GRACIA
Vers 2 : GOZO EN LA ESPERANZA
Vers 3 : GOZO EN EL SUFRIMIENTO
Vers 4 : CARACTER
Vers 4 : PERSEVERANCIA
Vers 5 : AMOR DE DIOS
Vers 5 : PRESENCIA DEL ESPIRITU SANTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada